Guardería Pietra Porzia, Frascati (Italia)

Pavimento guardería con pavimento de goma Kayar.

Los niños y el caucho son una pareja perfecta.

Quizás porque es el único pavimento que puede protegerlos, no solo físicamente —aunque ese sea el objetivo principal—, sino también en relación con la higiene.

El pavimento de caucho es atóxico, continuo y se limpia perfectamente con herramientas profesionales. Así, al final de cada jornada, el pavimento queda como nuevo. Y, obviamente, una caída sobre caucho no duele tanto.

La guardería de Frascati, cerca de Roma, se diseñó según los criterios educativos más avanzados.

Es un entorno en el que todos los elementos buscan estimular la curiosidad de los niños y animarlos a ser activos.

Actualmente, atiende a 60 niños que pueden disfrutar de tres laboratorios y áreas comunes para jugar juntos.

Gracias a la energía solar, este jardín de infancia genera sus propias electricidad y agua caliente: se trata de una estructura realmente sostenible que tiene un compañero ideal en el pavimento Kayar de Mondo, fabricado con fibras de coco naturales.